Carta de una muerta

Yo escribo sobre muchas cosas, ¿por qué no escribir una carta de despedida?. No me voy a ir a ningún lado y ojalá esté aquí por muchos años, los suficientes, ni más ni menos. Que la Parca mire para otro lado que ahora mismo estoy en un proyecto que me interesa acabar, luego ya negociaremos...

Me ha dado por ahí, por imaginar mi funeral, algo que le pasa a todo el mundo de vez en cuando. Supongo...

No tengo claro si quiero algo laico o religioso y no me tomo este asunto en absoluto a la ligera, soy confusa, sigo confusa y confusa me moriré. Así que mejor imaginarme una ceremonia mixta; mi maestro de ceremonia debiera ser, o bien un amigo versado en filosofía y planteamientos metafísicos, o bien, y en ausencia del primero, un religiosos que por definición se ha planteado varias veces asuntos que van más allá de la vida. No quiero a alguien que por el sólo hecho dominar el arte de la retórica, se dirija a los que tanto quiero pretendiendo saber lo que están sintiendo. Debiera ser alguien que sienta la vida que yo acabo de perder, que haya estado en contacto con la desazón humana.

¡Hala!, ¡qué júbilo, qué gozo!, me dispongo a escribir mi última carta (la entonación es vital, algo solemne sin caer en dramatismos):

Me voy de aquí dejando muchas cosas inacabadas, quién sabe si hay un plan detrás de todo esto y todo lo que dejo atrás; personas que quiero, amor de ida y vuelta, cosas que nunca te dije y ya nunca te diré, facturas, pocas sin pagar, proyectos que estaban a punto de nacer, sueños en stand by, amigos a los que debo cientos de llamadas, alguna cita para comer, cientos de agradecimientos, bastantes disculpas, esos besos de tornillo que quisiera haberte dado cada noche antes de acostarnos con la idea más consciente de que estamos aquí de paso y que cada segundo cuenta...

Quién sabe si todo lo que dejamos inacabado o simplemente no hicimos es la excusa para volver un día y hacerlo. ¡Qué yuyu!, no os preocupéis, a no ser que me den una alternativa más creativa que la de volver en forma de fantasma, lo dejaré estar.

He vivido una vida plena al 100%, y lo que no he hecho en el plano real, lo he hecho en mi cabeza: me he enamorado cientos de veces, he ganado un par de Oscars y eso que no pretendía ser actriz, lo cual tiene más mérito. He llegado hasta el final de mis días hecha una viejita de la mano de Oriol, recogiéndonos mutuamente las dentaduras a cada estornudo. Con mi mente y con mi cuerpo he amado a mi hijo Diego, con toda la energía que existe tanto en el mundo de los sueños como en el mundo de los vivos. Le he visto crecer y hacerse una persona buena. He bailado en Broadway, he subido montañas muy altas y luego las he bajado planeando en un ala delta.

Y ahora me veo ahí, a la derecha o a la izquierda, dependiendo de dónde hayan colocado mi caja, una caja que debiera ser muy sencilla, la que más, sin ser tampoco de conglomerado. Y me la imagino bien cerradita, sobre todo, y yo dentro, sin maquillar, no vamos a cambiar eso de repente. Aunque, ¡qué más dará!, esa de la caja ya no soy yo, ni nada tiene que ver conmigo. No es más que una torpe frontera entre mi ser más puro y mi más allá…

En la sala hay gente, poca o mucha, tanto da , pero es “la gente”, la de verdad, la que resume mi vida. Y ahora sé qué es lo más importante, por lo que tenemos que trabajar día y noche, por lo que tenemos que derrochar toda nuestra energía y echar el resto. Quiero pensar que he demostrado mi amor y admiración a la gente que aquí se encuentra, y en eso se reduce todo: si he conseguido que me quieran y se sientan queridos por mi, he cumplido la misión más importante de mi vida. Por encima de éxitos y fracasos de cualquier tipo, sólo eso tiene real trascendencia ahora que ya no soy más que un recuerdo, que si vive, vivirá en el corazón de otro.

Fuera de estas paredes la vida sigue, y poco importa que yo ya no esté aquí, la gente sigue pitando estresada dentro de sus coches, soltando improperios a través de la ventana, dejando para mañana lo que deberían hacer hoy, llorando porque ha perdido su equipo de futbol, batallando por los colores de una bandera, peleándose con jefes o clientes, mientras que siempre hay una vida por vivir… Y yo que desde aquí lo veo todo tan claro….

Y ahora, todos en silencio podríamos escuchar la canción de Gary Jules “Whiskey for everybody” o “Perfect day” de Lou Reed, o “Society” de Eddie Vedder…, ¡uf!, dificilísima elección…



RIP

24 comentarios:

  1. Últimamente me das cada susto...
    (Imaginariamente: Descansa en paz.

    ResponderEliminar
  2. Ya Desclasado, yo también me empiezo a asustar... Gracias, imaginariamente.

    ResponderEliminar
  3. O "The biggest lie" de Elliott Smith.

    Precioso María.


    Besos enormes

    ResponderEliminar
  4. Pues no, a mi nunca se ne ha ocurrido pensar en mi funeral, pero desde luego, la elección más difícil sería la de que poema leer durante el mismo. Lo iré pensando.

    ResponderEliminar
  5. Estupenda elección Dani, es dificilísimo elegir una. ¿Y si regalo un CD recopilatorio?, en las bodas se hace.
    Alma:¿Qué mejor que las palabras del muerto??. Si, vale, es un poco enfermizo. Estoy segura de que tienes una lista interminable de poemas más reconfortantes.
    BESOTE!

    ResponderEliminar
  6. Pues te escribiré una de bienvenida.

    ;-)

    ResponderEliminar
  7. Un tema que me interesa muchísimo, María, lo has enfocado de una manera magistral; lo he pensado en alguna ocasión y si fuésemos más "conscientes" intentaríamos dejarlo todo previsto para evitar el "marrón" a los que se quedan...

    Mi música sería "Esta noche contigo" de Sabina...me llevará a los brazos de mi amado que se adelantó tanto para hacer este "viaje" que tuve que sacar fuerzas de no sé dónde para elegir por Él; Lluís Llach "Alè"...no he conseguido volver a escuchar ninguna de sus canciones.

    Tu reflexión es más importante de lo que parece. Te felicito.

    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Raúl!!!!!!, cada día es una bienvenida, ojalá fuéramos conscientes de ello…

    Volvoreta, gracias por ver la esencia de este post. Visualizar el funeral de uno no es algo agradable... Simplificar, desechar lo innecesario para quedarnos con lo importante. Sólo muriendo te das cuenta de la futilidad de muchas cosas.

    ResponderEliminar
  9. Yo siempre me he preguntado.....¿Me vendrá a recoger San Pedro o tendré que llamar a un Cerrajero de Urgencias?...Felicidades Alma, buen post!!

    ResponderEliminar
  10. Buen post, díficil nunca pensamos en ese trance. Siempre te visito, veo que vas a pasar el verano navegando por el infinito mar de las bitácoras. No zozobres, que la travesía te sea necesaria. Y bien, creo que hay que hacer un recopilatorio, e incluso dejar grabadas las palabras en vídeo. Palabras desde el otro lado. Simplemente para asustar o emocionar a los que quieran volver a verte.
    Un abrazo.
    Yo tengo dos blogs de fotografía, uno de selección y otro tonterías propias.
    Dáte una vuelta.
    the best of lola blogspot
    foto affair blogspot

    ResponderEliminar
  11. Está muy bien eso de pensar en que te tienes que ir. ¿Para qué negarnos esa realidad? Uno debería estar preparado para abandonar este mundo, tenerlo todo preparado, dispuesto. Pero lo dejamos todo para última hora.

    A mí, seguro que no me da tiempo.

    ResponderEliminar
  12. Me gusta el humor con el que tiñes la desnudez de tu alma.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Saludos desde Badajoz.

    Enhorabuena por su página. Un placer leerte.

    Si aún te queda tiempo, la mía:

    http://lamiradaperpleja.blogspot.com

    Nos leemos.

    Ramón Besonías

    ResponderEliminar
  14. Preferiría la del sr. Reed.
    Original tema para tus letras de ahora, muy original.
    Me agrada el enfoque que le has dado.
    Chapeau.

    ResponderEliminar
  15. Yo creo que todos deberíamos escribir una carta así, con esas reflexiones que al fin y al cabo se convierten en cosejos: los besos a tornillo y cada segundo cuenta.

    También me ha gustado mucho lo de la imagen tierna de las dentaduras pero el remate final es impagable: ¡Perfect Day!


    Oh it's such a perfect day,
    I'm glad I spent it with you.
    Oh such a perfect day,
    You just keep me hanging on,
    You just keep me hanging on.


    Espero que las vacaciones sean dilatadas pero no tanto como para que dejes de acudir a esta página...

    besos

    ResponderEliminar
  16. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE
    MARÍA ALBERTÍ

    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
  17. Yo lo he pensado cientos de veces, cómo sería, qué dejaría escrito, la música, incluso si pudiera prepararla haría algo original, una proyección, algo bonito y "no dramático" para un hasta luego, porque de verdad que yo creo, que esto tan complejo y maravilloso llamado vida, no acaba aquí.
    Y ah! Creo que estamos teniendo experiencias paralelas, pq lo que te pasó con el coche me pasó a mí sola en la ronda, una camioneta frenó en seco y no nos matamos varios de milagro. No pude bajar pero llegué a mi destino con una ansiedad tremenda. Ojalá hubiera podido sacar el susto con un grito o con un puñetazo, pero por desgracia mi psique se lo traga. Estoy en ello...aprendiendo a llorar y a gritar. Te quiero Mery.
    A.T.

    ResponderEliminar
  18. viajando por el mundo de los blog del cual yo participo llegue al tuyo el cual me parecio muy lindo y con lindas cosas a leer que te llenan la mirada.. todo muy lindo..
    Abrazos
    linda semana

    Saludos

    Permiso para segurite y te invito a visitarme a
    http://poesia-del-cielo.blogspot.com/
    desde ya bienvenida

    ResponderEliminar
  19. ....……(¯`O´¯)..........
    …..……*./ | \ .*..........*♥♫ Que el 2011 * *♫♫
    ......…...*♫•*....................................................
    ………...*•♥•*...............**♫ esté repleto...♫**
    …….....*♥♫♥*'................♫ de risas....♫
    … ....*♥•♦♫••♥* .............♥ emociones...♥
    ........*♥☺♥☺♥* ........ ♫♥....y....♫♠
    ......*♥•♥#♠♥#♥•* '............................................
    .....*♥♫♥♥♫♥♥♫♥* '........♫♥ momentos inolvidables.....!!♥♫
    ...*♥♥☺♥♫♥♫♥☺♥*'...........................................
    ..*♥♥♣♫♥♣♥♥♣♥♫♥*'.........................................
    '*♥♥♣♥♫♥♥♫♥♥♫ ♥♥*'..... ♫♥ ¡¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!♥♫
    .............╬╬╬.................................................

    ResponderEliminar
  20. Primeramente felicitarte tanto por la llegada del 2011 como por seguir viviente y extendernos éste testamento espiritual como pre despedida. Que honestamente por lo que dices no te encuentras en el momento exacto para dar un paso tan permanente y a mi ver exagerado.
    Hace muchos años pensé en grabar algo similar en video, para así en concordancia con lo que has expresado,ser el maestro de ceremonias de mi propio rito fúnebre y dejar así una pequeña inyección de alegría al momento tragicómico que resultan ser por lo general éstas reuniones.
    Y el no haber grabado éste video me deja sensaciones ambivalentes, por un lado el reproche a mí mismo por no dejar la imagen de un yo más joven oficiando ésta comedia y por otro me queda la duda de si resulte contraproducente en los míos verme así haciendo reír a los presentes pues sería mi mejor esfuerzo dar un trozo de comedia, y porqué no tambien de llanto, después de todo en la muerte como en la vida lo más destacado son lágrimas y risas, en cuanto a lo que se puede compartir con la comunidad. FELIZ 2011.

    ResponderEliminar
  21. Yo alguna vez me he imaginado mi entierro. No había pensado en dejar nada escrito.Desde luego mi entierro no es nada moderno... me lo imagino muy tradicional... y si se lo dejan en manos de mi madre o mi esposo, me velan, me incinera.... y ya está.... Y yo quiero una misa, con cantos gregorianos, abarrotado de gente, que me quiera, que me critique... No se como las películas de Berlanga, así me lo imagino, tragicómico.
    No se que me pondrían, y les he dicho que no me quemen, que me da susto y grima (como si yo pudiera sentir). Y nada, ellos erre que erre... que me queman, y sin misa ni nada.
    Y grabar un vido... no podría, me pondría a llorar de pensar que me muero...
    Además no soy fotogenica... Así que les digo todos los días que los quiero mucho, por si me da un tatatús al menos que sepan que los quiero...
    Que sano es hablar de la muerte... Desdramatiza..

    ResponderEliminar
  22. Elvira González Ayuso10 de febrero de 2011, 0:32

    Me ha gustado María, la verdad es que todos deberíamos de tener algo preparado para los que dejamos, para facilitarles algo las cosas: además, a lo mejor dentro de tanta organización, hasta les robaríamos alguna sonrisa dentro de tanto dolor.
    Me has dado en qué pensar, al final un día no estaremos, y por qué no decidir cómo queremos que nos despidan? no me parece mala idea.
    Y ya me dirás que te pasó en el coche.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Me he tenido que ausentar de mi blog y veo que no he sido el único. Espero que sigas escribiendo. Y si no, que vuelvas pronto.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Manel... Cada día pienso en el blog y en seguir, pero la vida me come últimamente. Pronto volveré a domar al desbocado...

    Qué buena gente hay por aquí!!!!!!!!

    ResponderEliminar